logo

Marco Histórico Institucional

San Roque ¡tierra de maestros!

Si bien es cierto que la reestructuración de las Escuelas Normales empieza a gestarse en 1996 en lo respecta a la nació, queda claro también que en el municipio se ha generado también, la propia historia.
1963, se aprueban los estudios de la Normal Superior de la Presentación de San Roque

Corría el año de 1963 cuando se aprueban los estudios de la Normal Superior de la Presentación de San Roque, de propiedad de la comunidad de las Hermanas Dominicas de la Presentación, graduándose con el título de “Educación Normalista”, adquiriendo el establecimiento la connotación de “Normal de Señoritas”. Para octubre de 1968 se reconoce para esta Normal el título de “Maestro”.

1971, se integra al Liceo Departamental de San Roque

Por Decreto de febrero de 1971 se integra al Liceo Departamental de San Roque,  la Normal Privada de la Presentación, el establecimiento resultante se denominó IDEM  San Roque, con dos orientaciones: Normal y Bachillerato Clásico. En 1972 se autoriza expedir el título de “Maestro” a los alumnos que aprobaran los estudios de Ciclo Profesional Normalista.

1987, se aprueban los estudios para los niveles de preescolar, básica primaria y secundaria...

Para octubre de 1988 y con efectos legales de 1987, se aprueban los estudios para los niveles de preescolar, básica primaria y secundaria y la media vocacional en modalidades de Ciencias Naturales y Pedagógico del IDEM “Rogelio Ruiz Pérez”, autorizando el título de bachiller en la modalidad cursada y aprobada.

Con la aplicación de la Ley 115 de 1994, que recuperó el espacio para hablar de Escuelas Normales Superiores en Colombia, desaparece la Modalidad Pedagógica del Liceo Rogelio Ruíz Pérez en el año 1997.

A partir de este momento empieza el papel protagónico de los docentes por sostener su municipio como se le ha conocido “Tierra de maestros”. Fueron aproximadamente 32 y tres directivos docentes quienes se propusieron sacar adelante la Escuela Normal Superior de San Roque.

Después de muchas reuniones celebradas en el municipio, se le ofició a la doctora Marta Lucía Villegas Botero  (Secretaria de Educación y Cultura de Antioquia), doctora María Eugenia Escobar de Sierra (Directora de Desarrollo Educativo de la Secretaría de Educación de Antioquia), señor Gerardo Montoya Molina (Alcalde de San Roque), señor Próspero Calderón Sánchez (Presidente  Honorable Concejo Municipal), doctor Sigifredo Díaz Duque (Director de Recursos humanos y Asuntos Docentes de Secretaría de Educación), doctor Gerardo Cañas Jiménez (Honorable Diputado de la Asamblea de Antioquia), y al equipo asesor de Escuelas Normales, dirigido por el doctor Jesús Alberto Echeverri Sánchez, en donde se manifestaba el deseo de recuperar para san Roque la Escuela Normal Superior; teniendo en cuenta que el municipio ha sido por tradición “Tierra de Maestros”.

Corría el mes de julio de 1996, cuando llega por primera vez el doctor Juan Felipe Garcés Gómez...

Corría el mes de julio de 1996, cuando llega por primera vez el doctor Juan Felipe Garcés Gómez, integrante del grupo asesor, luego de varias reuniones con distintos estamentos de la vida pública municipal, todas ellas celebradas en la Biblioteca Pública Municipal, situadas en la Casa de la Cultura “Julio Valencia Molina”, se obtuvo como respuesta la desaprobación total de esta iniciativa. Esto motivó aún más a los que persistían en la idea de tener para San Roque su Escuela Normal Superior, y con la ayuda de varios personajes de la vida municipal y departamental se iniciaron una serie de contactos en la ciudad de Medellín (SEDUCA) y en Santa Fe de Bogotá (Ministerio de Educación Nacional), lo que incentivó entre otras cosas que se recibiera en el municipio en pleno el equipo asesor de las Escuelas Normales de Antioquia, encabezados por el doctor Jesús Alberto Echeverri Sánchez.

A pesar de las debilidades y obstáculos, se inició un largo proceso avalado por el Ministerio de Educación Nacional con la Resolución 4053 del 4 de septiembre de 1996, mediante la cual se convierte ésta en una de las 23 Escuelas Normales de Antioquia, y en una de las 136 de Colombia.

El señor Gerardo Montoya, alcalde municipal, y el licenciado José María Jaramillo, jefe de núcleo 0606, e integrante de la Junta Municipal de Educación JUME, inician los procesos de selección de maestros que integrarán la planta Directiva y Docente de la naciente Escuela Normal, lo mismo que el antiguo Liceo Rogelio Ruiz Pérez (IDEM).

Cuenta la profesora Nubia Barrientos quien vivió paso a paso la experiencia, que la selección de maestros se hizo en las tres instituciones urbanas: IDEM Rogelio Ruiz Pérez, Escuela Anexa Francisco Luis Jaramillo y Escuela Presbítero Abraham Jaramillo; se suponía que por trabajar en la Escuela Anexa, todos sus docentes pasarían a la nueva institución, sin embargo no obligaron a ninguno; entre todos se daban ánimos y se reconfortaba la idea de que quienes empezaran a fortalecer las Escuelas Normales se les reconocería una bonificación económica, hecho que hasta el momento no se ha hecho realidad.

Entre los maestros que pasaron de la Escuela Francisco Luis Jaramillo a la llamada Escuela Normal, fueron:
  • María Zoraida Madrid Molina
  • Beatriz Pulgarín Álzate (Q.E.P.D)
  • María del Rosario Puerta Ríos.
  • María Armiria Yarce García.
  • Lucila del Socorro Ospina Duque.
  • Marta Susana Cardona Marulanda.
  • Lucelly Cárdenas Acevedo.
  • Bernarda Ayala Franco.
  • Joaquina Espinosa Pereáñez.
  • Sor Helda Maldonado Maldonado.
  • Guillermo Arturo Zuluaga Ochoa.
  • Nubia Barrientos Ocampo.
Del IDEM “Rogelio Ruiz Pérez “pasaron a la Escuela Normal:
  • María del Carmen Pulgarín López.
  • Luz Marina Jiménez Yépez.
  • Luz Amparo Osorio Naranjo.
  • Ernesto Antonio Duque Carmona.
  • Nohemy Balvín Agudelo.
  • Luis Emilio Agudelo Gómez.
  • Ligia Ester Bustamante Díaz.
  • Emilse Garzón Duque.
  • Jorge Alberto Álzate Mora.
  • María Gabriela Molina Castrillón.
  • María Dolores Higuita.
  • Luis Alberto Rojo Restrepo (Posteriormente rector.)
  • Alba Nedy Bustamante González: Como secretaria de la Normal.
  • Luis Gonzalo Hernández Ramírez: como coordinador.  (Q.E.P.D)
  • Francisco Javier Morales Moreno: Rector.
De la Escuela Presbítero Abraham Jaramillo pasaron:
  • Laura Rosa Gil Rendón.
  • María Chiquinquirá Duque Gómez.

De la vereda Los Frailes llegó también la profesora:

  • Ruth Morelia Monsalve Pérez.
Con el nacimiento de la Escuela Normal, el 20 de enero de 1997 se transformó la educación en el Municipio de San Roque...

Con el nacimiento de la Escuela Normal, el 20 de enero de 1997 se transformó la educación en el Municipio de San Roque, si se tiene en cuenta que desaparece la Escuela Anexa Francisco Luís Jaramillo, el IDEM Rogelio Ruíz Pérez cambia de local y nacen el colegio Presbítero Abraham Jaramillo y la Escuela Normal; esta última muy fortalecida con un rector, un coordinador general, 32 maestros, 850 estudiantes y una secretaria.

Un evento muy importante dentro de los muchos celebrados por la Institución es el reconocimiento por parte del Honorable Concejo Municipal de San Roque, que bajo el acuerdo 02 del 9 de febrero de 1997, la resalta como: “nueva institución, independiente y con presencia oficial a nivel municipal y sub regional”. Por Resolución 4053 del 4 de septiembre de 1996, se aprueba la reestructuración del Programa Bachillerato Pedagógico del Liceo “Rogelio Ruiz Pérez.”

Por acuerdo del Concejo Municipal de San Roque, se independiza la modalidad pedagógica, la cual continuará funcionado de manera autónoma como “Escuela Normal Superior de San Roque “. Para 1997 se adquieren los uniformes de gala y de educación física, el logotipo de la Escuela Normal Superior, el himno de la escuela con letra del licenciado José Rogelio Tabares Arboleda y música del maestro José Ignacio Moreno Álvarez, el escudo elaborado por el licenciado Luis Emilio Agudelo Gómez, la bandera diseñada por la hermana Helda Marina Maldonado Maldonado, se construye un nuevo Proyecto Educativo Institucional y se elabora el Manual de Convivencia.

El 3 de diciembre se celebra la primera promoción de Bachilleres Pedagógicos en donde obtienen su grado 31 estudiantes.

Para el año 1998, lleno de expectativas y buenas noticias se inician las labores académicas...

Para el año 1998, lleno de expectativas y buenas noticias se inician las labores académicas, con aproximadamente 900 estudiantes de preescolar al grado undécimo, para el segundo semestre del citado año, inician actividades los estudiantes del Ciclo Complementario, en convenio con la Universidad Católica del Oriente, con sede en Rionegro, Antioquia; terminan su año escolar 33 estudiantes, los cuales reciben el título de “Bachilleres académicos con profundización en Educación”.

El aula especial se convierte en Aula de Apoyo por disposición de Secretaría de Educación, y continúa al frente de la misma la licenciada Bernarda Ayala Franco. Lo que antes funcionaba en la Escuela Anexa Francisco Luis Jaramillo como aula especial, pasa a la Escuela Normal una vez iniciada la reestructuración; en enero de 1999, a través del Decreto 2082 del 18 de noviembre de 1996, por medio de la cual ya se reglamenta la atención educativa para personas con limitaciones o con talentos excepcionales, ello acorde con el ordinal 11, del artículo 189 de la Constitución política.

Durante varios meses algunos de los docentes debieron hacer presencia en la ciudad de Medellín para recibir capacitación a través de seminarios permanentes, estos se llevaron a cabo con un representante de cada núcleo, (los núcleos fueron reglamentados por el Decreto 3012) una vez por mes con las 23 Normales del Departamento. Entre los temas trabajados fueron:

  • Proyecto de archivos pedagógicos.
  • Historia de vida de maestros e historias de vida en general, desde la antropología y la sociología.
  • Cultura documental.
  • Proyectos de aula.
  • Investigación en el aula.
  • Propuestas epistemológicas para trabajar los seminarios en el ciclo complementario.
  • Etnografía escolar.
  • Investigación y didáctica de los diferentes saberes.
  • Documentos de diferentes posturas pedagógicas (especialmente alemanas y francesas).
  • Análisis del dispositivo formativo comprensivo.
  • Saber fundante.

Cada uno de estos temas con sus respectivas tareas periódicas, fortaleció el reto inmediato que se tenía, cuál era la acreditación previa.

La Resolución 2885 del 22 de noviembre de 1999 del Ministerio de Educación Nacional, otorga Acreditación Previa al Programa de Formación de docentes de la Escuela Normal Superior por un término de cuatro años; se constituye una escuela nueva, con objetivos, metas, misión, visión y propósitos nuevos y claros. Se conforma una institución viva, en continuo proceso de transformación, en donde se crea, se comparte y se confronta con responsabilidad.

Puede a partir de este momento la institución otorgar el título de “Bachiller Académico con profundización en el Campo de la Educación y la Formación” para los estudiantes que terminen satisfactoriamente la educación media, y de “Normalista Superior con énfasis en Ciencias Naturales y Educación Ambiental” para los estudiantes que terminen satisfactoriamente el Ciclo Complementario, los efectos legales para estos títulos están contemplados en la resolución 8720 del 31 de octubre de 2000.

Desde el Ministerio de Educación Nacional y  SEDUCA, decidieron dar un apoyo incondicional a la Normales porque desde entonces creían en el futuro de las mismas y la necesidad de que las subregiones formaran el personal docente requerido para cubrir las demandas de las localidades, de esta manera incitados por ASONEN, se mantuvo unas políticas que favorecieron ampliamente estos procesos de reestructuración. En este sentido se realizaron gestiones con varias universidades para la asesoría al personal directivo y docente y surgió de esta manera el convenio con la Universidad de Antioquia para dictar los seminarios permanentes y promover los nuevos paradigmas en educación que serían multiplicados entre pares.

De la necesidad de multiplicar y transmitir el producto de las capacitaciones surgió la necesidad de conformar un equipo docente, cuya fortaleza fuera el trabajo en equipo, dando origen igualmente a las jornadas pedagógicas, las cuales eran reconocidas como días dedicados a la lectura, la discusión y la investigación de los diferentes temas según las prioridades del trabajo organizacional que se venía realizando; durante las cuales no se estaba al frente de los estudiantes, pero eran fechas previamente programadas durante el año.

Para la ejecución de las jornadas pedagógicas se contó con el recurso humano de los estudiantes practicantes. Esta modalidad estratégica de trabajo académico aún se conserva dentro de la institución. Actualmente implementado como el estrategia pedagógica: “Juego de Roles”.

Autoevaluación con fines de acreditación de calidad.

Una vez obtenida la acreditación previa en la Escuela Normal Superior de San Roque, se respiraba un ambiente de confianza y seguridad, aunque eran conscientes que se debería seguir trabajando para la acreditación de calidad; para ello fue necesario empezar a revisar en compañía de la Universidad Católica de Oriente (Universidad con la cual se tenía el convenio) las recomendaciones realizadas por el Ministerio en la reciente visita.

Las recomendaciones fueron las siguientes:

  • Se debe concretar y sustentar más en la investigación educativa y pedagógica, ya que en lo presentado solo se hace mención a los títulos de los proyectos sin que se hable de metodología, enfoque; en la institución tampoco se evidenció competencias investigativas, lo que generó la necesidad de darle un buen sustento al Proyecto General de Investigación y articularlo al énfasis.
  • En cuanto a los títulos otorgados se debe hacer mención detallada de estos, sea para el bachillerato académico como para el Ciclo Complementario.
  • Acerca del sustento pedagógico, explican que solo se enuncia la orientación por el modelo socialista, elementos conductistas y componentes de la pedagogía activa. No hay mención de autores representativos del mismo. No hay ninguna elaboración o teorización diferente a una breve descripción del camino recorrido por la institución en la formación de educadores. No se menciona el énfasis y por lo tanto, no es objeto tampoco de elaboración o sustentación.
  • El Plan de Estudios aparece como esquema y no hay ningún tipo de marco conceptual o enfoque pedagógico que sustente la formación normalista superior, pues debe contener un marco conceptual pedagógico para la formación de maestros (metodologías, contenidos, bibliografía y estrategias de evaluación).
  • Para los núcleos del saber se explicita que no se abordan elementos de educabilidad y de enseñabilidad, a pesar de que este último aparece mencionado en una sola ocasión. No hay análisis teórico ni un recorrido evidente por la historia universal y nacional de la pedagogía o de sus enfoques epistemológicos.
  • Se debe facilitar la visualización de la educabilidad, la enseñabilidad, incluyendo referencias bibliográficas y el sustento pedagógico respecto al énfasis, se debe elaborar la fundamentación del énfasis y articularlo a la investigación y al plan de estudios.

Por las anteriores razones se aplazó la fecha de la acreditación previa, considerando que el 30 de agosto de1999 sería ideal para entregar la documentación respectiva, con sus respectivos ajustes; logrando así la expedición del acto Administrativo correspondiente a la acreditación previa en octubre de 1999.

De otro lado, para el año 2000 se tuvo acompañamiento administrativo y pedagógico de los representantes de SEDUCA: Luis Guillermo Valencia, Ana Rita Zapata Montoya y Aldemar Tapias Agudelo, quienes después de hacer lectura del PEI, hacer algunas revisiones en la Secretaría y sus archivos, el reconocimiento de la planta física y reunión con representantes de los distintos estamentos educativos; plantearon las siguientes sugerencias:

  • En la estructura organizacional se debe denotar en el organigrama institucional el carácter horizontal de la administración y de la organización para la gestión.
  • En investigación se requiere de un conocimiento más detallado de los tipos de proyectos y actividades investigativas que se desarrollan en la institución y cómo se ha retroalimentado la formación de los propios maestros y el desarrollo local.
  • En el sustento pedagógico es necesario ser más explícitos de los diferentes fundamentos del modelo pedagógico Desarrollista y de las consecuencias metodológicas en el contexto de la formación de maestros.
  • En el diagnóstico hace falta precisar la caracterización del contexto socio-cultural en lo referente a lo económico, religioso, político, axiológico y lugar de procedencia de los estudiantes, se debe describir la planta física con sus respectivos espacios: pedagógicos, recreativos, de bienestar y administrativos; lo mismo con la planta de cargos con número de cédula, títulos, grado en el escalafón y tiempo de servicio en la institución.
  • En el componente teleológico es necesario que se retomen los fines del sistema educativo colombiano y los perfiles del personal adscrito a la Escuela Normal Superior de San Roque, articulada a sus símbolos institucionales.
  • En el Manual de convivencia se debe repensar los conceptos de conducta y disciplina.
  • En el presupuesto aprobado por el Consejo Directivo no existe un inventario de necesidades sobre la calificación del personal directivo docente.
  • En el Plan de Estudios no presentan su diseño con las áreas, proyectos, temas, problemas, tiempos, metodologías, logros por grado según los indicadores y los criterios de evaluación y promoción; se debe también incorporar en el diagnóstico el sustento pedagógico del mismo y otras bases teóricas con miras a una mejor contextualización ya que no permiten percibir la transdisciplinariedad de su construcción, además se omite lo de la democracia.
  • Con referencia a la fundamentación legal, confunden la reseña histórica con los soportes legales.
  • Sobre los proyectos de restaurante escolar e infancia misionera, solo están enunciados, no hay descripción alguna; el proyecto artístico-estético debe organizarse mejor ya que presenta dos títulos, uno como nombre y otro como título; en los de aula de apoyo y promoción social no existe claridad y sobre el servicio social del estudiantado no hay un diagnóstico, objetivos, plan de trabajo y evaluación que dé razón de las actividades a realizar.
  • En la descripción de los núcleos interdisciplinares se debe incluir el de Práctica Docente.
  • El perfil del maestro egresado de la Escuela Normal Superior de San Roque y el de formador de formadores, deben ubicarse en el componente teleológico. El plan operativo del componente interacción y proyección comunitaria no dan razón de los tiempos y se deben especificar más en sus actores.
  • La articulación PEI – PEM no es clara, debido a la falta de explicitación de los componentes y sentido educativo de este último.
  • En el proyecto de deportes hay confusión entre los objetivos específicos y las actividades.
  • La biblioteca está en condiciones de prestar un servicio aceptable, debe funcionar en el primer piso y llevar el libro de registro de movimiento de la biblioteca (además del computador).
  • Los laboratorios requieren de mejor dotación y presentación. Los espacios deben ser ampliados y con buen mobiliario, de tal manera que sea el punto de encuentro para el ocio, el diálogo y la conversación.

Con estas recomendaciones emprendimos tareas para la próxima acreditación, no sin antes ofrecer un merecido reconocimiento por labor emprendida y obtenida hasta la fecha.

Segundo momento, acreditación de calidad.

La Acreditación de Calidad y Desarrollo de las Escuelas Normales Superiores, consiste en establecer de manera clara y contundente requerimientos y procesos que evidencien que la misión formadora se realiza en condiciones óptimas y, por consiguiente, se le aporta a la sociedad profesionales de la educación, idóneos ética y pedagógicamente para el ejercicio del servicio público de la educación.

Este arduo trabajo se gestionó contando con la asesoría de la Universidad de Antioquia, con la cual se inició el convenio a partir del 2003. El objetivo primordial en este caso fue retomar las líneas de avance en el proceso de acreditación de Calidad y Desarrollo, con aplicación del dispositivo- comprensivo y con asesorías permanentes a través de acciones puntuales como la Investigación en Pedagogía y Medio Ambiente, las jornadas de autoevaluación, los programas de apoyo a la investigación educativa, la reconstrucción del PEI, el accionar de los núcleos disciplinares, la aplicación de los núcleos del saber y la proyección del Plan de Estudios y el Plan de Desarrollo. Algunos asesores representativos en este proceso fueron: Rodrigo Jaramillo Roldán, Juan Felipe Garcés Gómez, Luz Victoria Palacio Mejía, Irma Hurtado, Raquel Pulgarín, Germán Alonso Vélez Sánchez y Queipo Timaná, quienes permitieron avanzar en la construcción del proyecto de formación de maestros.

Fortalezas para este segundo momento:
  • Para este momento se continúa en convenio con la Universidad Católica de Oriente y con ella, se trabajó un diplomado en “Pedagogía para el Desarrollo de Comunidades de Pensamiento”, esto le permitió a la institución crecer en procesos pedagógicos y educativos; la duración fue de 360 horas con la gestión de la profesora Gloria Cecilia Herrera.
  • Se consolidó aún más el equipo docente, fortaleciendo el trabajo cooperativo; fue así como surgió un espacio de socialización de conocimientos adquiridos y multiplicación de tareas pertinentes al compromiso de acreditación, de esta manera se institucionalizó para la acreditación de Calidad y Desarrollo las tan productivas: Jornadas Pedagógicas.
  • Se le dio mayor relevancia a la sistematización de procesos académicos y pedagógicos y por ello la escritura pedagógica tuvo en este momento su máxima expresión, tanto para maestros en formación como para maestros formadores.
  • Se firmó convenio con la Universidad de Antioquia, pero se continuó con asesorías y orientaciones de la Universidad Católica de Oriente hasta que las cohortes que habían iniciado con ella se graduaran.
  • Se formuló un Plan de Desarrollo y Mejoramiento generado desde lo que técnicamente se conoce como Proceso de Autoevaluación Institucional, a partir de tres momentos claves: diseño del proyecto, definición de objetivos concretos y logrables e identificación de áreas críticas sobre las cuales se debe mejorar.
  • Se sistematizaron estados del arte en los siguientes campos: fundamentación pedagógica, núcleos del saber, investigación educativa, gestión educativa, función social del maestro, participación comunitaria y convivencia escolar.
  • Reorganización de Planes y Programas de estudio direccionados hacia la formación de maestros con énfasis en Ciencias Naturales y Educación Ambiental y apoyado desde la fundamentación pedagógica.
  • Se obtienen publicaciones significativas en la edición de revistas alusivas al medio ambiente y a la pedagogía y propuestas concretas para la formación de maestros en lenguaje y matemáticas a través de los módulos “Para un viaje”, “El maravilloso mundo de las matemáticas” y “Nuevo mundo comunicativo”.
  • A través de un esfuerzo colectivo se ha podido pasar de una pedagogía instrumental a una pedagogía reflexiva.
  • Se adoptó un Plan de Estudios para el Ciclo Complementario con seminarios y cursos convenidos directamente con la Facultad de Educación de la Universidad de Antioquia centrando básicamente los espacios de conceptualización en la pedagogía, las Ciencias Naturales y la Educación ambiental.

Una vez recibida la visita para obtener acreditación de calidad, se conocieron algunas recomendaciones como:

  • Es necesario realizar diversos eventos pedagógicos que permitan la apropiación desde la reflexión y el análisis desde los núcleos del saber, con el propósito de que estos se conviertan en fundamento de la formación de los maestros en esta Escuela Normal Superior.
  • Propender por la integración de los proyectos investigativos desde el desarrollo curricular alrededor del énfasis de la Escuela Normal Superior en referenciar: Ciencias Naturales y Educación Ambiental.
  • Se sugiere que a partir del Modelo pedagógico Desarrollista se plantee en la Carta Orgánica una posición privilegiada para los estudiantes y se determine las líneas de autoridad y coordinación entre las diferentes dependencias.
  • Es conveniente que el colectivo de maestros profundice en el proceso de reflexión y apropiación del pensamiento pedagógico de los autores que sustentan el referente pedagógico.
  • Es importante que la totalidad de los maestros aprovechen la información consignada en los diarios pedagógicos como un medio que les permita reflexionar sobre su práctica pedagógica y producir este saber elaborado. Ello, mediante el ejercicio juicioso de sistematización que se evidencia al interior de algunos colectivos.
  • Es necesario intensificar encuentros pedagógicos al interior de cada uno de los núcleos o saberes inter núcleos, como también con las Universidades en convenio, con miras a conformar la auténtica comunidad académica.
  • Consolidar los proyectos de investigación articulados al énfasis de Ciencias Naturales y Educación Ambiental, con fundamento del Modelo Pedagógico asumido por esta institución; de tal manera que posibilite la consolidación de malla curricular transversalizada con el rigor de la interdisciplinariedad.
  • Avanzar con el proceso de Autoevaluación Institucional para elevar los niveles de calidad del servicio Público Educativo ofrecido por la institucional.

Este encuentro evaluativo con el propósito de acreditación de Calidad y Desarrollo, se concluyó exitosamente el día 24 de julio de 2003, por los siguientes pares académicos:

María del Carmen Moreno Santacoloma: coordinadora

Moisés Bello Vicentes: Par académico

Esperanza Libreros Posso: Par académico.

Aprobación de Secretaría de Educación Departamental: Resolución No. 8720 del 31 de octubre de 2000 acreditación previa.

Resolución n°1918 del 6 de Marzo 2003 por la cual  la Secretaría de Educación Departamental, cambia de nombre al establecimiento Educativo Escuela Normal Superior de San Roque a Institución Educativa Normal Superior.

La acreditación de calidad se otorgó según resolución 2657 del 4 de noviembre de 2003.

Calendario
noviembre 2020
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30